• Arte Egipcio
 Momias
 Pintura Egipcia
 Arquitectura Egipcia
Animales sagrados
La historia del río Nilo
Visita a Egipto

• Arte Griego
 Escultura Griega
 Historia de Aristóteles
 Pintura Griega
 Arquitectura Griega

• Arte Románico
 Arquitectura Románica
 Escultura Románica
 Joyería Romana
 Los anfiteatros romanos más espectaculares
 Pintura Románica
 Telescopio de Galileo
 Tipos románicos

• Arte Gótico
 Escultura Gótica
 Pintura Gótica
 Arquitectura Gótica

• Arte Barroco
 Escultura Barroca
 Pintura Barroca
 Arquitectura Barroca

• Arte Sacro

• Arte Moderno
 Movimientos moderno

• Arte Abstracto
 Tipos de Abstractismo

• Arte Japonés
 Imágenes

• Arte Mexicano

• Historia y evolución
 Bolsos
 Cómo se restauran las obras de arte de bronce sin dañarlas
 Historia de la ortografía
 Historia del reloj
 Juguetes sexuales
 Moda masculina
 Museos de Ciudad de México
 Nombre de los meses del año
 El origen de la escritura china
 Ropa íntima
 La influencia de la cultura oriental en occidente
 La sexualidad humana a través de la historia
 Leyendas y mitos clásicos representados en el arte
 Los 10 famosos chinos más conocidos internacionalmente
 Obras Da Vinci
 Origen e historia de la plata
 Origen e historia del tantra
 Orígenes e historia de la cultura floral
 Salvador Dali
 Zapatos de tacón
 Origen e historia de los cuencos tibetanos

• Bellas Artes
 Por qué un máster mejora tu Currículum

• Galerías de Arte
 Museos de arte en India
 Museos de moda
 Museos de Vietnam

Origen e historia de los cuencos tibetanos

Origen e historia de los cuencos tibetanos

Los cuencos tibetanos tienen una gran fama en las últimas décadas, principalmente porque están llegando a occidente de una manera masificada. Muchas personas escépticas piensan que se trata de tan solo un elemento decorativo y que se ha empezado a vender como algo que proviene del Tíbet creado por budistas y que cuentan con elementos curativos y sanadores pero que realmente no es así, mientras que por otro lado se puede encontrar a personas que sí piensan que provienen de estas regiones y que son usados por los monjes para calmar y mejorar su meditación. En esta guía queremos hablarte del auténtico origen e historia de los cuencos tibetanos para que puedas tener toda la información sobre ellos.

Origen misterioso de los cuencos tibetanos

Existen muchas teorías sobre el misterioso origen de estos cuencos que producen ruido cuando se les aplica una serie de movimientos. Uno de los más habituales es aquel que nos cuenta que desde hace siglos este tipo de recipiente se lleva utilizando como cuencos para la comida y que son muy útiles principalmente porque al ser de metal no terminan estropeándose tan rápidamente como podría ocurrir con los de barro, y al no usar elementos plásticos en estas regiones más sagradas, se ha pensado que su uso primordial era el de recipiente para ungüentos o cualquier otro tipo de elemento curativo como pomadas creadas con hojas y otro tipo de elementos de plantas o flores.

Bien es cierto que no existe un dato exacto en el que diga en qué año se produjo el primer cuenco tibetano, por lo que esta teoría es lo que muchos escépticos piensan que se trata de un producto meramente comercial, sin embargo, existen otros modos de comprobar la historia de estos elementos sanadores y que pueden ayudarte en la meditación.

El metal de los cuencos tibetanos

Una de las características que más están presentes en los cuencos tibetanos y que se le da mayor importancia es a los metales con los que han sido producidos o fabricados. Se conoce que la mezcla de metales es mayor de siete y si no tiene este número, estaremos hablando de un modelo que o bien no ha sido fabricado por expertos tibetanos o no cuentan con la calidad suficiente para producir ruido. Como puedes comprobar en la comparativa realizada en https://salud10.top/cuencos-tibetanos/ sobre los mejores cuencos tibetanos que están hoy en día a la venta, todos cuenta con al menos siete metales diferentes, siendo esto un referente, primeramente a un número que para muchas religiones y en particular la budista es muy importante y tiene una gran carga sanadora, pero también porque gracias a esta mezcla de componentes e incluso a muchos más, incluidos el cobre, el níquel y el hierro. Esta fabricación se hace de la manera tradicional importada de la India a este país, a excepción de lo que se suele creer que se realiza en fábricas, por lo que es precisamente este detalle el que nos hace ver que la producción de cuencos tibetanos proviene y es realizado de manera artesanal por artesanos del Tíbet.

¿Qué piensan los Dalai lamas de los cuencos tibetanos?

Para hablar sobre los cuencos tibetanos tenemos que hacer referencia a la entidad más alta en la tierra de los budistas como es el Dalai Lama. En la historia de esta religión ha habido muchos que se han querido pronunciar al respecto, habiendo algunos de ellos que no lo identifican o que, simplemente no los han utilizado nunca. Sin embargo, para otros, es un elemento que es muy utilizado principalmente en aquellas personas que ingresan como monjes budistas y que comienzan en esta religión pero que no saben muy bien como concentrarse y dejar la mente en blanco.

Aquellos Dalai Lamas que han afirmado que conocen este instrumento, han hablado alguna vez de ellos diciendo que gracias a su melodía y a su sonido envolvente los monjes iniciados son capaces de seguir con la meditación durante más tiempo, algo que no sería posible a no ser de utilizar este elemento, ya que sus mentes todavía no están preparadas para la concentración máxima y es por eso que requieren de instrumentos de este tipo para alcanzar el estado de meditación necesaria.

Conclusiones sobre el origen e historia de los cuencos tibetanos

Como has podido comprobar, no existe una teoría fidedigna sobre la creación de los cuencos tibetanos ni un origen claro, lo que hace que sean elementos mucho más místicos y mágicos. Lo que si se ha comprobado es que son objetos que pueden ayudar a relajar el cuerpo y la mente gracias al sonido que producen y que, como podrás imaginar, la relajación y la meditación en occidente está a la orden del día porque se está comprobando que es muy necesaria para que la mente se libere de una vez por todas de las energías negativas que suelen rondar por nuestro alrededor, ya bien sea por parte del trabajo, de la televisión o de las redes sociales.

Tengan o no un origen en el Tíbet, los beneficios que se obtienen con tan solo cinco o diez minutos con el sonido de estos cuencos y de un poco de incienso mientras realizas técnicas de respiración, harán que tu mente esté todas las mañanas más sana y con más fuerza para enfrentarte a cualquier problema que puedas encontrar e incluso te sentirás de otro humor y con mucha más energía, por lo que nosotros podemos decir que sí tienen estos elementos sanadores que tanto promueven.



 
Aviso legal