• Arte Egipcio
 Momias
 Pintura Egipcia
 Arquitectura Egipcia
Animales sagrados

• Arte Griego
 Escultura Griega
 Pintura Griega
 Arquitectura Griega

• Arte Románico
 Tipos románicos
 Escultura Románica
 Pintura Románica
 Arquitectura Románica

• Arte Gótico
 Escultura Gótica
 Pintura Gótica
 Arquitectura Gótica

• Arte Barroco
 Escultura Barroca
 Pintura Barroca
 Arquitectura Barroca

• Arte Sacro

• Arte Moderno
 Movimientos moderno

• Arte Abstracto
 Tipos de Abstractismo

• Arte Japonés
 Imágenes

• Historia y evolución
 Zapatos de tacón
 Ropa íntima

• Bellas Artes

• Galerías de Arte

Arte Egipcio » Animales sagrados

Animales sagrados en el Antiguo EgiptoLas civilizaciones antiguas siempre nos despiertan atracción por su majestuosidad, mitología, creencias y costumbres, en algunas ocasiones no tan alejadas de las de hoy día, solo que con menos desarrollo lógicamente.

Una de estas civilizaciones es la egipcia, de la que cada cosa que conozcamos o estudiemos tendrá la magia suficiente como para atraparnos y dejarnos ávidos de aventuras y más conocimientos.

Y es que el Antiguo Egipto logró un desarrollo elevado para su época y una organización social que, a pesar de esclavista, no deja de maravillar a todos los que nos interesamos por conocer sobre ella.

Pero en este artículo no hablaremos de rasgos generales de esa maravillosa tierra, sino de su relación con los animales, específicamente con aquellos a los que consideraban como sagrados.

Gato

Por supuesto, por cuál otro iniciar si no por este, apreciado y venerado en todo el Antiguo Egipto, donde se le consideraba como protector de la familia y materialización de la diosa Bastet, encargada de la serenidad femenina.

Aquellos egipcios que causaran la muerte a algún ejemplar de este animal, aunque no fuese a propósito, era castigados también a la muerte.

Asimismo, se embalsamaban a los felinos fallecidos y sus cadáveres se enviaban a un camposanto especial para ellos, en la ciudad de Babastos.

Perro

Otro animal doméstico y sagrado para los egipcios fue el perro, cuya imagen es muy frecuente en lápidas de la civilización, ya sea representando a Upuaut y despejando el camino del faraón, o a Anubis, amo del reino de los muertos.

Hipopótamo

También sagrado, el hipopótamo se consideraba una deidad que variaba según el sexo del ejemplar. De esta forma, las hipopótamas hembra eran veneradas de forma benévola, porque se les percibía como criaturas o materializaciones de las diosas guardianas de la maternidad: Tauret e Ipet.

Por su parte los machos, mayormente por su natural carácter agresivo y voraz, el temor que este despertaba, los daños que producían a los sembradíos y lo riesgosos que resultaban para las embarcaciones, eran percibidos con atributos malignos.

Esta dualidad condicionaba el hecho de que el hipopótamo se posicionase en el imaginario colectivo de la civilización del Nilo como una criatura en la que encarnaban las fuerzas caóticas y malignas. No en balde muchas representaciones murales y pictóricas recrean escenas de faraones peleando con hipos, en las que estos denotan a las fuerzas enemigas del Antiguo Egipto.

A pesar de todo esto, las Historias de Heródoto afirman que los hipopótamos del Nilo o caballos de río eran adorados o calificados de sagrados tan sólo en la comarca de Papremis, y no en el resto del país. Sin embargo, las representaciones mencionadas sugieren que la adoración y percepción sacra de los hipopótamos quizás fuesen superiores a las estimadas por el historiador griego.

Asno

Por su importancia para las labores agrícolas, los asnos eran muy respetados por los campesinos egipcios. No obstante, los venerados como deidades eran aquellos de pelaje color rojizo, los que consagraban al dios Seth, ofreciéndolos en sacrificios durante rituales honoríficos dedicados a él.

Cocodrilo

Al igual que los hipos machos, él Cocodrilo simbolizaba en el Antiguo Egipto al mal y el Caos. La causa de ello era el poder destructivo del animal, que al emerger de las aguas era asociado fundamentalmente al dios Sobek.

Halcón

Por último, otro gran animal sagrado en la civilización que nos ocupa era el halcón, el cual era percibido como la unión existente entre las fuerzas terrenales y celestiales.

Por esto es que el halcón se utilizaba como el emblema del señor del cielo y la representación animal de Horus.

Al igual que con los gatos, el egipcio que causase algún daño a un ejemplar de la especie se exponía a ser castigado con la pena máxima.

Carácter sacro de la fauna

Gracias al historiador griego Heródoto, cronista de culturas antiguas como la de Egipto, conocemos que en el país del Nilo no habitaban muchas especies animales. Sin embargo, según hace saber, los que habían, fueran domésticos o no, ostentaban las mismas prerrogativas y tratamiento que lo calificado de sagrado.

En el caso de a los domesticados para la vida familiar, fundamentalmente perros y gatos, aunque también los icneumones, que eran ratas casi del tamaño de un gato, en el Antiguo Egipto se les dispensaban atenciones similares a las de los humanos. De esta forma, cuando alguno de ellos moría, eran momificados y sepultados por sus dueños en vida, quienes incluso guardaban luto a sus mascotas fallecidas.

Para llevarnos una mejor apreciación de cuáles eran los animales sagrados fundamentales de esta civilización, veámoslos por separado, aunque advertimos que la lista no estará completa, pues fueron muchos los animales venerados. Gran parte de la info ha sido sacada de aquí.



 
Aviso legal